Carta a mi hija: Siempre estaré a tu lado

Dedicarle a una carta a una hija es algo que no solemos hacer, sin embargo, es necesario, a veces nuestros hijos piensan que no los amamos lo suficiente como para expresárselo con palabras bonitas. Quizá por estar siempre ocupados, más hoy tienes la oportunidad de dedicarle una a esa princesa que tienes en casa.

5 Cartas de Amor para mi Hija

Desde una linda “carta a mi hija mayor” hasta una para la más pequeña de la casa e incluso para una hija adolescente. Tenemos 5 cartas para 5 casos distintos, todas llenas de amor y cariño, regálale las mejores palabras a lo mejor que tienes en tu vida.

carta para mi hija

#1 Carta a mi hija mayor: Tan dulce como la miel

Mi linda princesa, Dios quiso que fueras una mujer al igual que tu madre y vinieras a este mundo a llenar la vida de tus padres de mucha felicidad, tus hermanas y tú son lo mejor que nos pudo pasar en esta vida. Antes de venir lo que nos mantenía unidos era nuestro gran amor hacia el otro hasta que tú te convertiste en la encarnación de ese amor, no tienes ni la más mínima idea de lo feliz que estoy de ser tu madre.

Como hija siempre te esfuerzas para cuidar a tus hermanas y ser un buen ejemplo, siempre nos lo has demostrado y, a pesar de que a veces te dejas llevar por tus emociones y rebeldía siempre intentas reponerlo. Eres súper aplicada, muy amable y para resumirlo una gran persona. Tienes nuestros mejores rasgos, incluso posees nuestros defectos convertidos en virtudes y le agradezco a Dios por eso.

Aún nos queda mucho camino por delante y te prometo que seguiré dándote mis mejores consejos, sabes que soy tu amiga y puedes contar conmigo siempre. Aun cuando todo el mundo te dé la espalda yo jamás lo haré. Sigue llenándome de orgullo como lo has hecho hasta hoy mi dulce princesa.

Sin importar cuántos años tengas, siempre te amaré como cuando te tuve entre mis brazos por primera vez. Gracias por nacer aquí y no en otra familia, eres un pilar fundamental de la nuestra y no sé qué haríamos sin ti. Te amo mi dulce princesa.

#2 Carta a mi hija adolescente: Siempre confío en ti

Mi pequeña niña, sé que no te gusta que te llame así porque ya has crecido bastante pero yo siempre te veré como una. Eres mi bebé, la que tomé en mis brazos por primera vez hace tantos años y tu llegada me cambió la vida para siempre. Cómo no decirte que te amo si te adoro, cómo no aconsejarte si eres mi preciado tesoro y sería capaz de dar mi vida para salvar la tuya.

Antes de que nacieras ya estaba enamorada de ti, por eso al ver tus ojitos después de 9 meses sentí como si te conociera de toda la vida. Hoy ya eres una adolescente que pronto se convertirá en una mujer hecha y derecha. Soy tu madre y tengo la responsabilidad de guiarte por el camino correcto y por eso siempre trato de aconsejarte en cada cosa que te incomoda en tu diario vivir.

No olvides que siempre estaré aquí para escucharte, puedes contarme cualquier situación que estés afrontando, yo también fui joven y se lo difícil que es vivir esta etapa de la adolescencia pero confío en que tienes la sabiduría suficiente para tomar la mejor decisión siempre.

Aun así, yo jamás dejaré de estar pendiente de ti ni de protegerte, desde que naciste tu padre y yo decidimos asumir la responsabilidad de criarte de la mejor forma posible y mantendremos nuestra palabra. Te amamos y me hace tan feliz escribir una carta para mi hija querida expresándole lo importante que es para mí. Te amo hija.

#3 Carta a mi hija pequeña: El mejor regalo

Princesa mía, mi amor por ti es incondicional, eres la niña de mis ojos y no hay nada que pueda cambiar eso. Si estás bien yo también lo estoy, es algo que jamás me imaginé que me podría pasar, sobre todo porque no fui de esas jóvenes que estaban muy entusiasmadas por tener hijos, pero el tiempo me probó que el mundo da muchas vueltas y lo que no quieres hacer hoy mañana te podría encantar.

Eres la menor y tenerte ha sido una nueva aventura, disfruto mucho de tu presencia, desde que llegaste nuestro hogar está más animado, a pesar de que a veces tu inquietud sea demasiada jaja. Pero no me quejo, de hecho te estoy agradecido por la gran cantidad de momentos agradables que le has regalado a nuestra familia.

Verte hacer travesuras siempre es muy gracioso y a la vez maravilloso, al igual que verte sonreír, siento que podría hacer cualquier cosa para proteger esa sonrisa tan preciosa que tienes. No te cambiaría por nada, eres súper especial, solo deseo que tu crecimiento no sea tan rápido porque quisiera tenerte a mi lado por mucho tiempo más. Te adoro mi pequeño angelito.

#4 Carta a mi hija bebé: Gracias por tanta alegría

A penas han pasado unos pocos meses desde que llegaste a nuestro hogar y no paro de pensar en lo feliz que soy teniéndote aquí conmigo. Eres mi precioso regalo, estoy en deuda con Dios por permitirme el honor de ser madre de una criatura tan hermosa como tú.

Te ves tan dulce entre mis brazos, tu inocencia es tan tierna. Te la pasas todo el día jugando mientras aprendes y descubres cosas sobre este mundo y tu nueva familia. Eres ese sol que ilumina mi vida en cada amanecer, mi amor por ti es tan grande que podría recorrer todo el océano para salvarte si fuera necesario.

Por ti me prometí a mí misma que sería la mejor madre, el mejor ejemplo para ti, quiero que crezcas sana y fuerte, pero también sabia, inteligente, amable y humilde. Que los valores sean una parte de ti y los lleves contigo a donde quiera que vayas. Es mi deber como madre encargarme de que seas una gran mujer al crecer y es lo que haré.

Por ti estoy dispuesta a convertirme en una mejor persona, todo gracias al amor incomparable que te tengo, eres mi persona favorita y te amo mucho.

#5 Carta para una hija especial: Sinónimo de felicidad

Hoy me levanté con ganas de escribirle una carta a mi hija hermosa, la chica más bella y especial del mundo. Siento que fue ayer la primera vez que te vi, ese momento en el que supe que había sido bendecida con el mejor presente. Tenemos muchas historias juntas, el camino hasta aquí ha sido largo y sorprendente.

Tus actitudes, la forma en la que te expresas, todo lo que tienes es fascinante, aún no puedo creer que haya dado a luz a una chica tan asombrosa. Sé que no siempre soy la mejor madre del mundo pero a pesar de que a veces parezca la mala de la película, quiero que sepas que jamás haría nada que te hiciera daño porque te amo demasiado.

Mi único deseo es que seas feliz y puedas cumplir cada una de tus metas, sueños y así logres todo lo que te propones mientras continuas iluminando este mundo con tu bella sonrisa. Esta es una carta para una hija especial por lo  que debería ser perfecta, pero, las palabras no me alcanzan para expresarte lo mucho que te adoro y no quiero tenerte todo el día leyendo esto.

Pero a pesar de que no es la mejor carta, es la mayor prueba de que mi mundo no tendría valor sin ti.

Si estas cartas te inspiraron, entonces te invitamos que leas nuestras cartas de amor para dedicar , estas están llenas de amor y romance.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.